Hebilla cinturón de seguridad

Con la llegada del verano, muchas familias comienzan a organizar planes y escapadas para disfrutar de las vacaciones y desconectar del resto del año. Como cada verano, el coche se convierte en uno de los principales medios de transporte para desplazarse al destino vacacional elegido. 

No obstante, aunque es uno de los medios de transporte más cómodos para viajar y que más libertad nos da para movernos cómo y cuándo queramos, no hay que olvidar que los viajes en carretera son los que más accidentes conllevan. Además, determinadas épocas del año como puentes nacionales, festividades como la Navidad o la Semana Santa y, sobre todo, las vacaciones de verano, se convierten en períodos con mayor probabilidad de accidentes de tráfico.  

Cada vez que nos montamos en el coche, nos exponemos a nosotros y a nuestra familia a un cierto riesgo de accidentes o imprevistos en carretera. Por eso, mantener la máxima seguridad en estos momentos no debe ser considerada una opción, sino una obligación, especialmente cuando viajan niños pequeños con nosotros. 

La Dirección General de Tráfico (DGT) recomienda que los más pequeños viajen a contramarcha el mayor tiempo posible, ya que reduce la probabilidad de posibles lesiones ante un accidente. Además, utilizar la silla de viaje de la forma correcta reduce de forma considerable el riesgo de lesiones en el cuello y la cabeza de los niños, que aún no se encuentran suficientemente desarrollados para poder soportar las desaceleraciones producidas ante movimientos bruscos del vehículo. 

Se ha comprobado que el uso de sistemas de retención para niños reduce alrededor de un 75% el número de muertes y un 90% las posibles lesiones provocadas por un accidente de tráfico. 

Por ello es importante elegir el asiento adecuado para nuestros hijos y utilizarlo en cualquier tipo de trayecto, por muy corto que sea. Los niños con una altura igual o inferior a 135 cm deben utilizar una silla de viaje homologada y adaptada a su estatura y peso, y siempre debe ir colocada en los asientos traseros del vehículo. Recordad que, según la Ley de Tráfico y Seguridad Vial, el no llevar a los menores correctamente sentados en el coche puede conllevar, incluso, la inmovilización del vehículo. 

Otra medida de seguridad vial imprescindible y obligatoria es el correcto uso de un cinturón de seguridad adecuado para niños durante cada trayecto. Para aportar un mayor grado de seguridad a los más pequeños a la hora de viajar en coche, hemos creado nuestra Hebilla cinturón de seguridad infantil.

Las hebillas de seguridad infantil HomyBaby están diseñadas para evitar que saquen los brazos del arnés mientras conduces. Son muy fáciles de colocar, están homologadas y se pueden utilizar en cualquier silla del coche (grupo 2-3), pero también valen para trona de bebé, silla o cochecito de paseo e, incluso, para el asiento trasero de la bicicleta.  

Si tenéis pensado viajar próximamente y aún no la tenéis, no olvidéis de conseguir vuestra Hebilla cinturón de seguridad infantil, y dedicaros solo a disfrutar del viaje en familia. Además, recordad que podéis elegir entre: 

  • La Hebilla cinturón de seguridad Estándar (pack de 1 o 2 unidades): son aptas para arneses con tiras de hasta 3.8 cm.  Tienen anchura ajustable de 3,5 cm a 7 cm, lo que aporta una mayor flexibilidad ya que permite adaptarse al tamaño del niño según va creciendo.
  • La Hebilla cinturón de seguridad Larga: son aptas para arneses con tiras de hasta 5 cm. 

La tienes a la venta en Amazon y en nuestra web.