SEGURIDAD INFANTIL EN EL HOGAR

La seguridad de los más pequeños de la casa tiene su comienzo en el hogar. Es aquí donde ocurren la mayoría de los accidentes infantiles.

Un 50% de estos accidentes domésticos implican a niños menores de 5 años. Los peques de esta edad, al ser los más vulnerables, son los que tienen mayores posibilidades de sufrir un accidente.

Los riesgos que existen en casa obligan a poner en marcha planes de seguridad en el hogar. Nunca se está totalmente seguro pero si podemos minimizar el riesgo.

Por eso, hay que procurar en la medida de lo posible no dejarlos nunca solos. Hay que evitar que permanezcan demasiado tiempo en una habitación sin vigilancia de un adulto.

La principal causa de siniestralidad infantil dentro del hogar son las intoxicaciones por vía oral, provocadas en su mayoría por medicamentos, productos de limpieza y cosméticos.

Los más frecuentes son las caídas, los golpes, las quemaduras y los ahogamientos. Muchos de estos accidentes se podrían evitar teniendo en cuenta una serie de precauciones básicas de las que os vamos a hablar a continuación.

Seguridad infantil en las escaleras y en la entrada de la casa

Las escaleras suelen llamar la atención de los pequeños y es un lugar muy peligroso por el riesgo de sufrir una caída. Los puntos clave son: no incitar al niño a acercarse a las escaleras dejando juguetes próximos a ellas y no dejar estas zonas sin luz. Igualmente, la puerta principal también puede llegar a ser peligrosa si consiguen abrirla. Lo ideal es poner un seguro o cadena a la puerta y una barandilla especial a las escaleras.

seguridad infantil

Seguridad infantil en la sala de estar

La sala de estar es una zona donde los peques pasan mucho tiempo, lo esencial es prestar atención sobre todo a chimeneas, calefactores y enchufes. Estos últimos les puede provocar un choque por la corriente eléctrica si introducen sus dedos u otro objeto. De igual forma, hay que utilizar protecciones adecuadas en las esquinas de mesas y muebles.

Seguridad infantil en la cocina

Es habitual que nuestros niños quieran pasar tiempo con nosotros mientras cocinamos, ya sea picando algo o jugando. Por eso hay que tomar unas precauciones básicas para evitar accidentes. Presta especial interés al fuego (horno y vitrocerámica) ya que las quemaduras son muy peligrosas. Coloca seguros en las puertas y cajones, sobre todo si en su interior guardas objetos cortantes, productos tóxicos u objetos que supongan peligro de asfixia o atragantamiento.

seguridad infantil

Seguridad infantil en los dormitorios

Abrir y cerrar los armarios y los cajones de las habitaciones son siempre un juego divertido para los pequeños de la casa. Asegúrate de que todos los objetos peligrosos están fuera de su alcance y asegura las puertas y cajones con cerraduras especiales. Es importante destacar también la importancia de asegurar ventanas, ya sea con topes para que no puedan abrirlas o rejas.

seguridad infantil

Precaución en cunas y cambiadores

En los primeros años de vida, en la habitación del bebé debemos prestar especial cuidado con la cuna y el cambiador. La distancia entre barrotes debe ser la adecuada. Igualmente, asegúrate de que la estabilidad de ambas es buena y por supuesto, no dejarlos ni un segundo sin supervisión (riesgo a sufrir una caída a una altura considerable).

seguridad infantil

Cuidado con los juguetes

Es un riego muy potencial. Mantén los juguetes que tengan piezas pequeñas fuera del alcance de ellos. Todos los juguetes deben estar homologados y no pueden convertirse en piezas más pequeñas. Por eso es tan importante que los niños se diviertan con juguetes adecuados a su edad. Además no deben tener piezas cortantes, ni ángulos puntiagudos, ni estar fabricados con materiales tóxicos. Su tamaño deberá ser lo suficientemente grande para impedir que se los introduzcan en la boca y se los traguen.

seguridad infantil

Seguridad en el baño

No permitir bajo ningún concepto que un niño pequeño permanezca en la bañera sin la adecuada vigilancia de un adulto. Hay que llenar la bañera con la cantidad imprescindible de agua y vigilarlos durante el baño. También hay que tener cuidado con pisar el suelo mojado, este puede provocar la caída del pequeño. No olvides de utilizar las adecuadas protecciones para el WC, sobre todo si tienes un bebé curioso e inquieto.

seguridad infantil

La seguridad total no existe, pero si podemos reducir los riesgos que hay en una casa. Con estos sencillos consejos haremos de nuestro hogar un sitio más seguro para los pequeños de la familia.

Desde Homybaby trabajamos duro día a día para diseñar los mejores productos de seguridad infantil para cada zona de la casa y cada escenario que pueda poner en peligro la seguridad de nuestros hijos. Hecha un vistazo a todos nuestros productos.